Mi nombre es Alberto García Sánchez, tengo diecisiete años, nací en Barquisimeto estado Lara aunque la mayor parte de mi infancia y adolescencia transcurrió en una pequeña localidad llamada Rubio, en el estado Táchira. A los quince años me trasladé a la capital de este estado y allí culminé mis estudios de educación diversificada, mención ciencias. Durante las primeras etapas de bachillerato me destaqué académicamente, esto me motivaba a pensar que cuando me graduara: medicina, leyes, o cualquier otra de esas carreras "de renombre" sería lo que estudiaría. No obstante, una vez finalizado, estas ideas se desvanecieron y ya no tenía noción de qué era lo que quería para mi futuro.

Gracias al sistema de ingreso a las casas de educación superior que ofrece la Oficina de Planificación del Sector Universitario (OPSU), se me asignó fortuitamente (puesto que no me esperaba en absoluto un buen puntaje, ni siquiera uno regular en la prueba), un cupo para una de las carreras por las que había optado: Idiomas Modernos. Luego de haberme enterado, conté con suficiente tiempo para analizar mis opciones. Decidí que sí aceptaría el cupo, aunque ello significaba que antes de ingresar, perdería aproximadamente un año.

Para ese momento, la idea no me molestó en lo absoluto, pero ya transcurrida la mitad del año, no soportaba la monotonía, el frustrante parecido de un día al anterior, no podía esperar más para ingresar a la universidad de una vez y por todas. Pensé muchas veces en intentar ingresar en otra pero nunca lo hice, y entre tanto pensar y pensar el día llegó. Hoy ya poseo el estatus de estudiante regular de Idiomas Modernos en la Universidad de Los Andes y tengo aproximadamente tres meses radicado en esta ciudad (Mérida). He de destacar que la decisión de haber dado este giro a mi vida se lo atribuyo fundamentalmente al deseo de cambiar el entorno en el que me encontraba y buscar nuevos horizontes, no a la carrera en particular, puesto que pienso que esa falta de noción de la que hable anteriormente aun perdura.

Partiendo de este punto, no sabría decir puntualmente qué es lo que me gusta de Idiomas Modernos. ¿Sería acaso valedero alegar tan sólo que me gustaba el inglés en bachillerato? de ser así, pues es todo lo que diré.

Entre las metas que me he propuesto para un futuro inmediato es encontrar las cosas que realmente me gusten (veo mi carrera como uno de esos ámbitos en los que estoy explorando), de resto todas las cosas genéricas que la mayoría quiere: graduarse, trabajar, tener dinero, viajar, formar una familia, etc.

Al hablar de gustos puedo contarles que amo dormir; cuando tengo tiempo libre y no estoy durmiendo generalmente estoy navegando en internet. La comida china es mi favorita, no soy asiduo al ejercicio ni a ningún deporte, me gustaría aprender a tocar el piano, y hablando de piano, me deleito escuchando a Regina Spektor, una talentosa cantante y pianista de origen ruso, carismática y entretenida; Otras de mis preferencias musicales son las melodías de la islandesa Björk y la nortemamericana Fiona Apple. En el ámbito cinematográfico el drama y el supenso son lo mio, Me gusta el inglés (británico especialmente) y entre mis programas de televisión predilectos está "Never Mind and The Buzzcocks", show de comedia en formato "pop quiz" transmitido por BBC2, y que puedo disfrutar gracias a internet.

external image 20071012_ReginaSpektor.jpg

Espacio libre: Albert's den

Proyecto individual: SITUACIÓN DE LOS ADOLESCENTES HOMOSEXUALES EN VENEZUELA