Cartoon Network: giro evolutivo de las caricaturas

Los cartoons a lo largo de la historia mundial han desempeñado un papel importante en cuanto a lo que se refiere a la recreación infantil (o incluso de adultos) principalmente en el ámbito de la televisión. A partir de mediados del siglo XX comienza la “batalla” de las diferentes empresas y productoras que crearon y dieron vida a muchos de los comics que hoy en día representan iconos clásicos de las diferentes culturas mundiales que los adoptaron y trasmitieron por décadas. Es interesante, y a la vez impactante, carear series de dibujos animados de cincuenta años atrás con las de hoy en día y darse cuenta como no solo han evolucionado en cuanto a la imagen de los dibujos y la edición de los mismos, sino también en la trama de los capítulos y el comportamiento de los personajes, llegando a convertirse incluso en programas dirigidos a un público no tan infantil, como era la intención inicial.

Entre estos titanes del entretenimiento de dibujos animados podemos recordar a Disney, Time Warner (Warner Bross) y Hanna-Barbera, los cuales hoy siguen vigentes, la mayoría sometidos a bastantes procesos evolutivos y con otra consigna muy distinta. En este artículo haremos un enfoque particular a los comics de Hanna- Barbera.

mariagraciacarreno3.jpgEsta compañía recreó por casi cinco décadas a infinidades de televidentes con gran variedad de dibujos animados que narraban historias amenas con diferentes y peculiares personajes, muchos de los cuales aun siguen siendo trasmitidos y vistos con la misma euforia y receptividad que en los tiempos de su origen y que forman parte de la cultura de muchos paises desde el momento que llegaron hasta la actualidad que se siguen manteniendo. Entre estos podemos recordar a “Los Picapiedras”, “Scooby-Doo”, “Huckleberry Hound”, “El oso Yogi”, “Los Supersónicos”, “Johnny Quest”, “Los gemelos fantásticos”, “Tom y Jerry”, “El león Melquiades”, “Don Gato”, “Los autos locos”, “Los super amigos”, “Los pitufos”, "La pantera Rosa”, entre otros.

Raíces

La sociedad de Hanna- Barbera se formó alrededor de los años 1940, fundada por los directores de Metro Goldwyn- Mayer, William Hanna y Joseph Barbera; tiempo después ambos socios decidieron dedicarse a tiempo completo a “H-B Enterprises”, como decidieron llamar la empresa. En los años 60 el nombre pasó a ser Hanna- Barbera Productions y fue cuando la compañía se convirtió en la productora número uno en animación. De aquí en adelante comienza el nacimiento de todos los personajes representativos de esta famosa sociedad con “The ruff and Reddy Show” y “Huckleberry Hound Show”. En esta primera etapa los dibujos cobran vida en aventuras que, para la época, representaban series totalmente dirigidas a los más pequeños, con historias y personajes fantásticos y divertidos, con un concepto (en la mayoría de los casos) distanciado de la realidad de la sociedad y unidos a la ficción en cada una de las fábulas y cuentos que narraban situaciones cargadas de ingenuidad, incluso en las historias más enmarañadas.mariagraciacarreno4.jpg

El máximo auge de la productora se vió en los años 70 y 80, donde ya habían desarrollado cerca de trescientos shows de dibujos animados diferentes. Ya en los 90 la empresa comenzó a sufrir los problemas financieros de su compañía madre “Taft Broadcasting”, que cayó en banca rota, y Hanna-Barbera fue puesto la venta y adquirido por “Turner Broadcasting”, con el propósito de usar su infinidad de caricaturas para su nuevo canal de televisión de dibujos animados Cartoon Network.

Inicios de Cartoon Network

A mediados de la década de los 90 el nuevo canal, que había trasmitido la programación obtenida de Hanna-Barbera y la había dirigido a un nuevo público, innovó su programación con el lanzamiento de cortometrajes de nuevos personajes que dieron lugar al nacimiento de una nueva era que cambio por completo el concepto de los dibujos animados que se irían a trasmitir desde ese momento en adelante.

Entre las primeras series que dieron el giro al canal encontramos “El laboratorio de Dexter”, “Johnny Bravo”, “La vaca y el pollito” y “Las Chicas Superpoderosas”. Estas mismas series fueron las últimas en portar el logotipo de Hanna-Barbera ya que a partir de 1998 este nombre comenzó a desaparecer de los nuevos programas, figurando Cartoon Network como su única casa representante.

Alrededor de 1996 la compañía “Turner Broadcasting” se alió con “Time Warner”, lo que implicó una ventaja para Cartoon Network en cuanto a la disposión del material de Warner Bross como complemento para su programación en shows como “La Hora Acme”.


mariagraciacarreno2.gif

Etapas de Cartoon Network

En la primera etapa, el canal poseía un logotipo basado en un rectángulo con cuadros negros y blancos en dos filas (similares a un tablero de ajedrez) con las letras del nombre del canal. Esta época representó el concepto y meta principal de la compañía que era trasmitir dibujos animados las 24 horas del día. Aún se transmitían series de la compañía “Time Warner” como “Bugs Bunny”, y también “Garfield”, “Batman”, “Tom y Jerry”, entre otras. Este fue el último período en conservar la imagen tradicional de los dibujos.

En la siguiente etapa, que vino a partir de 1996, el canal vivió sus años innovadores por el nacimiento de sus propios y nuevos cartoons, además de adoptar también la tendencia del Powerhouse, que era un sonido muy común en las viejas caricaturas de Warner Bross. Se pudo apreciar a partir de este momento el cambio radical en las historias y en los protagonistas. Basicamente se mantuvo el concepto de la trama, pero esta vez más empapado de la sociedad de la época, instituyendo elementos de la ciencia, desinhibiendo la manera de hablar de los personajes y adaptando situaciones un poco más parecidas a la vida cotidiana, perdiendo así un poco la fantasía e ingenuidad característica de los antiguos cartoons y adoptando un carácter más frívolo. De igual forma cambio la imagen de los dibujos (en parte, gracias a la evoución de la ciencia) representando esta vez contextos más actuales pero al mismo tiempo más minimalistas e incluso con menor acabado. Es en este período cuando se puede apreciar realmente el inicio del proceso de cambio que experimentaron las caricaturas, ya que de aquí en adelante se intensifica más.

A partir de mediados de la primera década del siglo XXI el canal cambia su imagen corporativa a un logo más simple que sólo contiene sus iniciales “CN” en blanco y negro. No sólo se transforma la imagen sino también el concepto de los dibujos animados y el mismo canal vuelve a dar otro viraje que consiste en atribuir a las nuevas series, que en esta época nacen, situaciones mucho más cercanas a la realidad (sin perder su toque de fantasía propio de los dibujos animados), y no sólo a las series sino también a los cortometrajes, en los que muestran a los protagonistas de los shows en escenarios humanos y de la vida real. Con esto quieren demostrar nuevas actitudes poco habituales en los personajes de dibujos animados y una ves más designan al canal como el más excéntrico e innovador de todos, que da vida propia y casi humaniza a estos personajes tratando de adaptarlos a la cotidianidad y el mundo real en el que vivimos.

Cabe valerse de este período para resaltar el impacto que tuvo este nuevo concepto del canal en la sociedad, ya que al humanizar a los personajes realmente les atribuyó características de la cotidianidad sin escatimar y sin dar gran importancia al hecho de que son series infantiles, que deberían prescindir de todo aquel contenido que este cargado de extrema violencia, lenguaje inapropiado y situaciones demasiado hostiles o grotescas para un menor; en fin, todo aquello que bien podría estar dirigido a un público más adulto. Es cierto que para esta misma época también comenzaron a salir al aire muchas series dirigidas a adultos, a pesar de ser dibujos animados; pero la diferencia radica en que se expresó explícitamente desde un principio el tipo de público al que iban dirigidas (incluso por los canales en que se transmitían), no como en el caso de Cartoon Network que es un canal infantil.

Para conllevar este problema, el canal decidió dividir en bloques su programación clasificando los programas según el público apto para cada uno y ajustándolo a las horas adecuadas. Fué así como nacieron los bloques "Adult Swim" y "Tsunami" (anime japonés). Sim embargo, estas propuestas a la larga no tuvieron mucho éxito.

Hoy en día muchos de los canales de la competencia, como lo son Jetix y Disney, han tomado también como patrón este concepto de cotidianidad para los personajes y también de interacción entre los protagonistas de las series con el mismo televidente.

A pesar de que la progración del canal ha sido modificada y reprogramada en los últimos años, los nuevos shows han mantenido este patrón e incluso lo han intensificado. Así como existe una brecha generacional entre las edades jóvenes de hoy en día y las más viejas, está también se encuentra presente en las mismas caricaturas si hacemos la comparación de las tramas y aventuras de los capítulos de las series de los 60 con las que apreciamos hoy en día, tales como: “Las Sombrías Aventuras de Billi y Mandy”, “Los chicos del barrio”, “Mansión Foster para amigos imaginarios”, “Ben 10”, “El campamento de Lazlo”,etc.

Esta misma situación del canal a traído consigo tambíen la crítica por gran parte del público televidente e incluso han salido del aire muchos programas y segmentos por la misma situación. Igualmente, no se puede ignorar el hecho de que el público infantil de hoy no es el mismo de unas décadas atrás y esto se ha visto influenciado no sólo por la novedosa temática de estos programas sino por el surgimiento de los videos juegos y otras actividades que han cambiado el modo de pensar y de divertirse de niños de incluso muy corta edad; este es el resultado que se ha obtenido de todo el entorno social que se vive hoy en día y que en este siglo a dejado de ser un tabú para el público pueril.

Otra opción

A pesar de que Hanna-Barbera evolucionó y se transformó en la época contemporánea en una compañía totalmente diferente comparada con sus inicios, en el 2001 (año en que también murió William Hanna) Cartoon Network decide crear un nuevo canal llamado Boomerang en el cual se transmitirían todos aquellos cartoons propios de la época de Hanna-Barbera que ya no tenía lugar en el canal original. Sin embargo, en el 2006 este mismo canal estuvo sometido a una remodelación renovando totalmente su contenido, suprimiendo casi en su totalidad las antiguas series de dibujos animados y sustituyéndolas por series modernas para niños más grandes. Las únicas series que persistieron fueron las más clásicas como “Tom y Jerry”, “Scooby-Doo”, etc. Finalmente, a mediados del 2008 el canal eliminó completamente la programación de estas series clásicas convirtiéndose en un canal netamente de series de la vida real. En esto también se refleja ese cambio de intereses televisivos que presentan los niños de hoy en día. Si se compara un chico de 8 años de la actualidad con uno de 40 años atrás, se podrá ver marcada facilmente esta diferencia a la que se hace referencia: los shows transmitidos anteriormente que entretenían a ese público hoy en día no despiertan el mismo interés .

Su nuevo eslogan “Hacemos lo que queremos” reafirma esa política innovadora y liberal planteadea por el canal en los últimos 5 años y que mes tras mes y año tras año se ve más marcada en cada segmento de programación del canal. En el siguiente link puedes acceder a la actual página oficial para Latinoamérica de Cartoon Network.

mariagraciacarreno1.jpg