LA TAUROMAQUIA



Tauromaquia:

1. f. Arte de lidiar toros.

2. f. Obra o libro que trata de este arte.




pedrotaurino27.jpgLa tauromaquia tiene sus orígenes desde la edad renacentista, en el siglo XVI aparece el toreo caballeresco, y tendrá su culminación en el siglo siguiente, era más un juego con el toro, a lo que hoy conocemos como el arte de torear, en donde solo era permitido que participaran la gente de la alta sociedad como uno más de los modos de demostración de su fuerza y arrojo, así como su galanura y cortesía, y de su manera de huir frente a la cara del animal, es decir de la manera en la que el torero escapaba de una cornada casi segura del animal, de ahí procede unos de los dichos que todavía se conservan en el argot taurino: "tener vergüenza torera". La suerte más practicada era la lanzada a caballo de la cual da origen el rejoneo y consistía en que el noble montado en su cabalgadura, se enfrentaba al toro en un recinto cerrado frente a la doncella, ya que comenzó como una manera en la que el noble demostraba su amor a la doncella, colocando un pañuelo de su amada amarrado a un palo con un arpón que era clavado al animal de manera tal que esperando su embestida hundía una lanza o una pica en cualquier parte del cuerpo de la res, procurando apartarse de la embestida y causar, además, una muerte fulminante.

pedrotaurino32.jpg

pedrotaurino55.jpg

Durante el siglo XVIII con los primeros apuntes del romanticismo, fue para el arte de torear la cuna de la concepción moderna, la gente común el pobre, sustituyó a la burguesía en la fiesta que perdió su identidad caballeresca y en la cual se dieron a relucir tres de las mayores figuras de la época de procedencia o destino laboral como lo eran: Pedro Romero, José Delgado “Pepe-Hillo” y Joaquín Rodríguez “Costillares” (toreros famosos de la época). Durante este siglo se formaron las primeras ganaderías y con ellas se constituyeron las castas o raza fundacionales que originaron este animal como lo eran: La Cabrera, Jijona, Navarra, Vazqueña y Vistahermosa, de esta última se originan las castas que comúnmente se pueden observar hoy en día en las principales ganaderías del mundo como lo son: Saltillo, Murube, Parladé y Santa Coloma (todas estas nuevas razas del animal). Se construyeron las primeras plazas de toros de fábrica o mejor dicho de concreto y se dejaron las no temporales o portátiles y por último se impuso con carácter definitivo el toreo a pie.



Ya desde la segunda y tercera décadas del siglo XVIII, incluso el toreo a caballo lo desempeñaban profesionales. La figura principal que intervenían era el varilarguero, un picador de vara larga, más parecida a la lanza que al rejón del matador a caballo o rejoneador, y que montaba sus propios caballos, como recuerdo de sus viejas tradiciones y que merecía mayor consideración que los matadores a pie, ya que para la época los caballos no tenían ningún tipo de protección y la suerte se debía realizar llamando al toro, en una embestida dura en la que el picador o varilarguero lo recibe con mucha fuerza.

pedrotaurino71.JPG


Para la época del siglo XVIII, los matadores de toros o toreros realizaban un acto diferente al que hoy en día conocemos, como lo es el capote (tela roja que se sujeta

con las dos manos) y la muleta (tela más pequeña sujetada a un palo llamado estaquillador que se sostiene con una mano ayudada

por una espada) ambas para dar el engaño al toro y poder lograr a la suerte del pase; mas bien se mostraba otro tipo de engaño la cual consistía en una mezcla de maniobras algo parecidas a un circo, como por ejemplo, se practicaba el salto del trascuerno, que consistía en saltar sobre el toro apoyando el pie en la testuz (frente) del animal y saliendo por su cola o el salto de la garrocha muy parecido al trascuerno en la que se esperaba el toro de frente apoyado en una garrocha o palo y corriendo se colocaba la punta en la arena logrando saltar por encima del animal.



Desde Pepe-Hillo no hubo un torero de gran importancia en el siglo XVIII y principios del siglo XIX, h asta la aparición de Francisco Montes “Paquiro” en 1830 al que se llamó el Napoleón de los toreros por su invención del galleo (quiebro que, ayudado con la capa o ca pote, hace el torero ante el toro), pero su mayor aporte a la tauromaquia fue el reordenamiento de la lidia, comenzando la organización de la cuadrilla, saliendo por delante los alguaciles o jefes del ruedo, luego los toreros, el de mayor antigüedad en la alternativa en la esquina del lado izquierdo, en la esquina del lado derecho el segundo en antigüedad y en el medio el de menor antigüedad, luego les siguen los subalternos o ayudantes y por último los picadores. A la vez el ordenamiento de la lidia en tres tercios, desde que sale el toro el torero lo recibe con el capote, pero el primer tercio es al momento que sale el picador es hay donde el toro recibe un puyazo en el lomo para bajar la presión y evitar un infarto en la faena, y a la vez para que el toro suba o baje la cabeza dependiendo de su condición y como lo pida el torero, muchas veces el toro no humilla mucho es decir baja la cabeza, y un puyazo delantero permitirá que baje la cabeza y muchas veces el toro humilla demasiado, y tiende a dar la vuelta de campana o vuelta carnero, en la cual es de mucho daño por el peso del animal, y un puyazo trasero (en el lomo) permitirá que suba la cabeza, luego viene el segundo tercio o tercio de banderillas en la cual el torero o algún peón o subalterno colocará 3 pares de banderillas al toro, y por último el tercer tercio, el tercio de muleta en este tercio se realizará la verdadera faena, en donde se verá las cualidades, tanto del toro como del torero, y se realizará el arte, la destreza de poder engañar al animal y salir airoso y triunfante en esta profesión tan difícil.

pedrotaurino72.jpg

PASEILLO

pedrotaurino53.JPG

PRIMER TERCIO O TERCIO DE VARAS

pedrotaurino73.jpg

SEGUNDO TERCIO O TERCIO DE BANDERILLAS

pedrotaurino74.jpg

TERCER TERCIO O TERCIO DE MULETAS O TERCIO FINAL

Durante el siglo XX, la tauromaquia o el arte de torear pasa en España por momentos especialmente definidos, a comienzo de siglo aparece lo que seria una de las grandes rivalidades en el mundo del toro,Joselito “el Gallo”y Juan Belmonte fundaron la denominada “edad de oro del toreo moderno”, que se extiende desde la toma de alternativa de Belmonte, el 16 de Octubre de 1913, hasta la muerte de Joselito el 16 de Mayo de 1920 de la plaza de toros de Talavera la de Reina en España. La rivalidad entre ambos no perseguía la eliminación del contrario, sino la búsqueda de un mejor toreo, y lo implementaron en especial Belmonte después de la muerte de Joselito, luego fue otro grande como Domingo Ortega que la fue dando mayor quietud a los pases, hasta que en la década de los años 40 por motivo a la guerra hubo un receso, cuando regresaron se encontraron con otro grande como lo fue Manuel Rodríguez Sánchez “Manolete”, torero que dio la quietud y temple ( ajustar el movimiento de la capa o la muleta a la embestida del toro, para moderarla o alegrarla) necesario que todavía hoy en día se ve, ya que una faena sin temple seria como un dulce sin azucar.

pedrotaurino75.jpg

Hoy en día existen grandes toreros en el mundo así como en nuestro país, a lo largo que han evolucionado la tauromaquia o el arte de torear, han evolucionado las ganaderías y con la misma ha evolucionado el toro de lidia, un animal que estuvo a punto de extinguirse y que gracia a la tauromaquia sigue presente entre todos nosotros, no es una cruel matanza, es una expresión artística en donde apreciamos las cualidades de dos especies, en la que los dos se encuentran armados; una expresión en la que el toro tiene la oportunidad de salir con vida al presentar cualidades excepcionales, bravura, humildad y sobre todo una buena faena, si el animal presenta todas estas cualidades se premia con el indulto, un premio que es muy difícil de obtener ya que aquel animal que llegue a obtenerlo, regresará a su ganadería de origen, a cumplir funciones de padrotes (macho destinado en el ganado para la generación y procreación). El torero en cambio al ejecutar una buena faena y con una buena estocada (la suerte de matar al toro) será premiado dependiendo de la petición del público con 1 o 2 orejas del toro y en algunos casos hasta con el rabo del animal considerado los máximos trofeos y sacado en hombros por la puerta de privilegio llamada la puerta grande en donde solo los triunfadores, aquellos que hayan obtenidos por lo mínimo 2 orejas en la corrida podrán salir por esta puerta. ¡OLE!

pedrotaurino76.jpg